Si nadie lo remedia el próximo lunes 2 de Mayo, se convocaran automáticamente las nuevas elecciones generales, conforme dictamina nuestra Constitución de 1978, una vez trascurridos dos meses desde la sesión fallida de investidura, donde Pedro Sánchez no pudo obtener el beneplácito del Congreso de los Diputados para ser nombrado Presidente del Gobierno de España.
Las cosas pintan negras y, pienso sinceramente, que Pablo Iglesias se está equivocando en sus planteamientos, ya que Podemos, según se ve en las reiteradas encuestas que se están realizando en las últimas semanas, puede sufrir un descenso importante en votos en unas nuevas elecciones, por ello no entiendo su cabezonería en llegar a un buen acuerdo cediendo todas las partes. Tampoco veo claro que Ciudadanos también ponga líneas rojas con Podemos, ya que la única salida para evitar unas elecciones no es otra que Pedro Sánchez sea investido presidente con el voto de Ciudadanos y Podemos, ya que una abstención de los de Pablo Iglesias, necesitaría también que se abstuviesen los nacionalistas y esto son ya palabras mayores.
Por otro lado, lo de Pedro Sánchez, con su terquedad, tampoco lo está poniendo nada fácil, él sabe que si no se sube a este tren, ya no pasaran más y se quedará fuera de todas las quinielas, pudiendo perder también la secretaría general de su partido. Todas las encuestas publicadas, incluidas las de este último domingo día 3, hablan de un Partido Popular, que no solamente mantiene votos, sino que los mejora, un descenso moderado de los socialistas, un descenso muy preocupante de Podemos y las grandes escaladas, tanto de Ciudadanos como de Izquierda Unida.
Como decía el principio, yo sinceramente veo que estamos ya en precampaña de unas elecciones para el 26 de Junio, si nadie pone algo de juicio y las evita, porque creo que con excepción del Partido Popular, a nadie le interesa jugar nuevamente con fuego, ya que podrían salir muy chamuscados.
Si las elecciones al final se convocan el próximo 2 de Mayo, hablaremos ya de otras cosas, porque acercándonos a nuestra provincia de Albacete, no se crean que será tan fácil elaborar las candidaturas, ya que muchos altos dirigentes de grandes partidos que en las ultimas se quedaron fuera, están dispuestos a dar la batalla para evitar que repitan los mismos y de esto hablaremos. Solamente un adelanto, en un gran partido los alcaldes están muy molestos y se están reuniendo a escondidas, son muchos los que quisieron optar a un puesto y se quedaron en puertas, y esta vez pretenden que sea diferente.
Esperaremos y veremos qué pasa en estas próximas semanas, pero si al final hay elecciones, que nadie de por hecho que se repetirán las candidaturas, las espadas están en alto y preparadas para el “combate”.

Abril, aguas mil. Abril, pactos mil

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>