Posverdad

Esta es la palabra del año según el diccionario Oxford. Yo no habría elegido otra. Populismo ya está desde hace tiempo. La descripción del nuevo término define toda una era y un abismo: “relativo o referido a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales”.

 

Abismo

Yo me imagino el abismo como el pozo por dónde cayó Alicia, en El País de las Maravillas. De repente, pierdes pie y caes al abismo. Al principio te asustas y gritas, luego te habitúas y empiezas a observar lo que hay a tu alrededor. Al final, caes en una dimensión desconocida. El abismo desemboca siempre ahí.

Ya hemos caído en el abismo del Brexit y en el de Trump. Disfrutemos de la bajada porque todavía no hemos tocado fondo. Ahora toca mirar a los lados. De la dimensión desconocida no disfrutaremos, no.

 

Vergüenza

Leo la noticia de la abuela muerta por alumbrarse con una vela y se me cae la cara de vergüenza. Eso ocurre porque tengo. El Ayuntamiento de Reus ahora dirime responsabilidades con la empresa energética. Mientras, algunos grupos políticos aprovechan el rebufo de la tragedia para intentar ponerse en el pelotón de las buenas personas. No cuela. Yo no puedo olvidar que hemos estado un año con un gobierno provisional. No puedo olvidar que en estos meses nadie puso la pobreza energética como condición imprescindible para comenzar una negociación. No puedo olvidar que aquellas líneas rojas nada tenían que ver con esto.

La verdad es que todos tenemos responsabilidad en el suceso. Unos más y otros menos, por supuesto. Que todos tengamos vergüenza está por demostrar.

 

Una jaula de grillos

El Rey ha abierto esta legislatura que tanto nos ha costado. Durante el solemne discurso de apertura, “no han estado presentes los parlamentarios de ERC ni de Bildu. Los de Podemos asistieron al discurso dentro del hemiciclo, pero han anunciado que no asistirán a la parada militar posterior en la puerta del edificio del Congreso. Un senador ha seguido el discurso con una bandera republicana y una diputada de IU se ha puesto de espaldas al Rey. Los parlamentarios de Unidos Podemos, PNV y PDECat no aplaudieron la entrada del jefe del Estado y los de IU no se han levantado cuando sonaba el himno” (El País, 17 de noviembre de 2016).

El Congreso de los Diputados a veces es como una merienda con el sombrerero loco y la liebre de marzo. En esos momentos, parece un milagro que este país siga funcionando.

 

Algunos apuntes de actualidad

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>