Ande sede vacante

En el actual momento político español, más allá de la incertidumbre o la posible celebración de elecciones, empiezan a aparecer aberraciones junto a graves errores de entendimiento que protagonizan políticos supuestamente experimentados. El presidente del Gobierno en funciones, Sr. Rajoy, ha exhibido de manera continuada a lo largo y ancho de la pasada Legislatura, que es un ferviente partidario de la espera infinita, antes de tomar cualquier decisión. Vamos, “tancredismo político” puro y duro. Esta vez, su práctica ha derivado en un penoso conflicto institucional con el Congreso.

La negativa del Gobierno en funciones a explicarse ante el Parlamento da lugar a una aberración escandalosa de manera que, un Gobierno en funciones está menos controlado, que otro emanado de la confianza parlamentaria. Imposible digerir, el verdadero disparate escuchado sobre la irresponsabilidad política del Gobierno en funciones. A lo que se agrega que, no siendo elegido por el actual Parlamento, no responde ante él. ¡Qué bien! Busquen en los manuales de ciencia política y no encontrarán una definición más clara de lo que es una dictadura. Sin olvidar para rematar, la razón de “Perogrullo”: Como el Gobierno está legalmente en funciones, todo lo que hace es legal. Tiene su lógica, una vez enterrada la democracia parlamentaria.

La posición del Gobierno al negarse al control político de las Cámaras, por lo que se ve, está basado, en un informe jurídico de la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes: “…el Gobierno en funciones no puede ser sometido a control alguno por parte del nuevo Congreso en la medida en que todo el control presupone una exigencia de responsabilidad política  y dicha responsabilidad sólo es predicable del Gobierno que cuenta con la confianza del Congreso”. Sorprendente conclusión: Como la relación de confianza está rota, no hay control político?

Juan José Solozábal catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid, sostiene: entre las atribuciones del Gobierno cesante figura además del despacho ordinario de los asuntos públicos, los casos de urgencia y los de “interés general”, como podría ser una declaración o un acuerdo de la Unión Europea sobre refugiados. Añade Solozábal, “Habrá que evitar, que un Gobierno en funciones, sea más incontrolado que otro en plenitud de facultades y, sobre todo, que se deje sin efecto la vigencia del régimen parlamentario con un gobierno, que aunque en funciones, dejaría de tener el contrapeso democrático y quedaría así exclusivamente al albur del control jurisdiccional”.

Pero hay algo políticamente insoportable: el comportamiento intolerable del que empiezan a dar muestras bastantes políticos y del tono ácido y ridículamente infantil del presidente en funciones ante cualquier propuesta de un Parlamento legalmente constituido. Alguien de su entorno, debería decir al Sr. Rajoy que teniendo su estado de ánimo tan deteriorado, lo mejor sería que pensara si está en condiciones de cumplir sus obligaciones. Sus reacciones sobrepasan lo tolerable por la educación y la sensatez. La entrevista de ayer martes, en Onda Cero, al presidente en funciones Sr. Rajoy, por parte de Carlos Alsina, fue inaudita, una desvergüenza. ¿Como un presidente de un partido, puede saber nada del partido que preside? Nos toma el pelo, o por lo menos lo pretende. Pero es que de la acción y gestión del Gobierno sabe menos. Y eso sí que es irresponsable y gravísimo.

A pesar de todo, la decisión del Gobierno en funciones de no someterse al control del Congreso de los Diputados, quedó certificada el jueves 17 de marzo con la ausencia del ministro Morenés, en la Comisión de Defensa de la Cámara baja, causando asombro entre los expertos en Derecho Constitucional. La catedrática de la Universidad de Málaga Maria Luisa Balaguer sostiene:”No hay por donde cogerlo, nadie razonable puede defender que el Gobierno se sustraiga al control del Parlamento, es la esencia de la democracia”. La catedrática de Constitucional de la UNED, Yolanda Gómez recuerda que la Ley del Gobierno del 97, establece en su Art. 26 que: “todos los actos y omisiones del Gobierno están sometidos al control político de las Cortes Generales” Destacando que esta norma no distingue  entre un gobierno en plena competencia y un ejecutivo en funciones. Más duro ha sido el Catedrático Pérez Royo:”Lo que ha hecho Morenés es un disparate, es un síntoma del desmoronamiento del sistema político, no hay institución que funcione razonablemente y esto ha llegado al disparate”

Resulta evidente que por principio, el Parlamento no puede renunciar a la función de controlar al Ejecutivo. Pero tiene poco sentido ponerse a votar sobre la unidad de España o tramitar proposiciones no de ley, cuando quedan poco más de cuatro semanas para dar paso a un nuevo Gobierno. Los Grupos parlamentarios deben dedicar todas sus energías a cumplir con la primera de las obligaciones que les señala la Constitución, tal es la de elegir a un jefe de Gobierno.

PSOE, Ciudadanos y Podemos han señalado en dos ocasiones al Gobierno que los acuerdos firmados en Bruselas por el presidente en funciones (primero con Reino Unido para impedir su salida de la UE y posteriormente con Turquía) no cuentan con el respaldo de la Cámara. Resulta evidente que los tres partidos suman 199 diputados, mayoría absoluta y holgadísima. Pero como dice José Ignacio Torreblanca, tienen razón aritmética: “Pero no razón política, ni democrática. Tan absurdo es pretender que el gobierno no responda ante el Congreso por el hecho de estar en funciones, como aspirar que una mayoría parlamentaria gobierne sin formar Gobierno”.

PSOE, Ciudadanos y Podemos han descubierto que coinciden en más cosas de las que imaginaban. Tienen una mayoría absoluta en cuestiones centrales relacionadas con la integración europea. También hay coincidencia en los temas relacionados con la regeneración política. Es una base excelente para sustanciar un acuerdo desde le transversalidad, generosidad, solidaridad, mirada al largo plazo, renuncia a prejuicios,     ganando confianza y cohesión. Es una necesidad.

JUAN FRANCISCO FERNÁNDEZ – Ex Presidente de la Diputación Provincial

jffernandez_29@yahoo.es

Categoria La Opinión

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>