– Oye, Pepe, que los socios de Podemos y los del PP quieren modificar la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo  para eliminar los derechos de los ex presidentes y ahora quedas tú solo disfrutando de ellos. ¿Qué hacemos?, si votamos a favor se nos echa encima el Partido, que ya sabes que está incondicionalmente contigo y si votamos en contra, la gente va a pensar que lo hago porque no soy capaz de ir contra ti, porque piensan que eres mi padrino y protector…

– Parece que naciste ayer, Emiliano. Vais a votar en contra y a renglón seguido haces público que tienes en tu poder desde hace meses una carta mía de renuncia a mis derechos como ex presidente y has esperado hasta ver la forma de consensuar una reforma de la Ley que afecte también al Consejo Consultivo. Además les dices que tus intenciones no han obtenido hasta ahora respuesta de Podemos ni del PP y que la Cospedal no ha renunciado a sus privilegios como ex presidenta sino que disfruta de otros mayores en Madrid. A Barreda ni lo nombres…

– Vale, Pepe, eres la leche, estás en todo, entonces …

Esta  supuesta plática entre Bono y  su monaguillo seguramente se produce cada noche antes de irse a la cama. Page llama a su padrino y se confiesa:”He hecho esto o lo otro, ¿qué debo hacer en este caso?, ¿tú crees que fulano…?; ha venido mengano que ha estado hablando contigo y … etc. etc.

Nadie dudaba ni duda a estas alturas que García-Page es un producto de Bono. Ya dije y escribí hace un par de semanas que García-Page va a inaugurar la segunda dinastía socialista en Castilla La Mancha. Ha sido moldeado pacientemente por su mentor y ha venido a la política para quedarse. Ha llegado, al igual que Zapatero, con una mano atrás y otra adelante y por todo equipaje un título de licenciado en derecho conseguido en la tómbola de la UCLM. Su protector le ha hecho pasar por todas las academias de la política, en el Partido y en las Instituciones, concejal y alcalde en Toledo, consejero, vicepresidente y presidente en la Junta, senador, secretario provincial del PSOE en Toledo y secretario general de Castilla La Mancha; le ha enseñado todas las triquiñuelas de la política  y la teoría y práctica del populismo,  incluido el conocimiento del nombre de la abuela del asiento “18 v” del viaje de pensionistas de tal día a tal lugar. Tanto es así, que esto más parece una reencarnación que una sustitución generacional.

La creación de la segunda dinastía se gestó en el domicilio de Bono un 9 de Noviembre –ahora  va a hacer un año- . Bono invitó a cenar en su casa de la calle Velázquez a Pablo Iglesias, con el que tenía cierta relación al haber defendido a su padre años atrás ante el TOP. A la cena asistió Zapatero, que tenía mucho interés en conocer al personaje y como no, el ahijado político Emiliano García-Page. Allí debió haber intercambio de favores y buenas intenciones y posiblemente el agradecimiento de Iglesias a Bono se tradujera en el apoyo que posteriormente recibió Page de Podemos para ser investido presidente.

Qué duda cabe de que esta dependencia del monaguillo respecto al párroco condiciona cada día la labor del primero y qué duda cabe también de  que el pacto de aquella noche con Iglesias hace que las presiones de José García Molina, líder de Podemos, sean testimoniales. De hecho buena parte de las condiciones firmadas  en el pacto que suscribieron PSOE y Podemos no pasan de ser meran intenciones sin posibilidad de concreción alguna dentro del ámbito regional por ausencia de competencias.

Bono es recibido en los pueblos como los obispos de Franco, a falta del palio. La gente –su gente- le sigue, le habla, le toca como si de un dios se tratara – en la Feria de tradiciones de Yeste tuve ocasión de comprobarlo-. Cuentan los allegados que Bono es el conseguidor, el que bendice o aparta, el que otorga o niega. Nada se hace en Castilla La Mancha sin el toque de Bono. Todo el que quiere conseguir algo de la Junta pasa primero por él  y él recomienda o descalifica. Bono es el que manda.

García-Page ha inaugurado una nueva dinastía socialista que será conocida como la segunda dinastía Bono, que por cierto, tiene asegurada larga vida gracias a la huída definitiva de Cospedal a Madrid. La derecha manchega, que siempre estuvo huérfana ahora queda huérfana y desamparada. Por otra parte, La ambición del personaje es desmesurada y quién sabe si esto de Toledo es solo el trampolín para mayores glorias, ya se sabe, en el país de los ciegos …

En Toledo está claro quién manda

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>