“Escoria” o “negro traidor” son algunos de los insultos de que ha sido objeto el Concejal de Ganemos en el Ayuntamiento de Albacete, Héctor García Valenzuela, un ingeniero dominicano que llegó a España hace una década para cursar un Máster de Cooperación y Desarrollo y que ha echado raíces en nuestro país,  creando una familia y promoviendo la formación de Ganemos Albacete de la que es representante en el Consistorio desde las últimas elecciones municipales.

La lista de insultos continúa entre otros con:“Aupado por la IZQUIERDA que odia todo lo español, nos traen extranjeros para decirnos como debemos comportarnos los albaceteños” o “NEGRO SINVERGÜENZA que vive a cuerpo de rey acoplado al sistema, mientras mi familia de Albacete por generaciones pasa hambre y necesidades” o “NEGRO TRAIDOR a España, ROJO, ANTIESPAÑOL,  vividor PROGRETA,  que obliga a albaceteños a vivir como él piensa, promueve persecución de albaceteños”

El perfil de twitter desde donde parten los ataques e insultos es uno denominado @BioRural, recientemente desaparecido, seguramente a raíz de la denuncia presentada en la Comisaría albaceteña por el Concejal Héctor García.  Hoy lo más fácil de este mundo es abrir una cuenta en twitter amparada en el anonimato y a través de ella ponerse a insultar a troche y moche sin el menor respeto a la dignidad de las personas, sin reparar en los daños que ello pueda causar y eso así,  escondidos tras el nombre supuesto, sin dar la cara, haciendo de la cobardía una herramienta para trasmitir el odio que les corroe por dentro.

Lo del Concejal Héctor García, dentro de la gravedad del caso, es uno de tantos como desgraciadamente pueden verse a diario en la red. Entiendo que haya gente que no comulgue con la ideología de Héctor; que no sea capaz de digerir el éxito de esta persona frente al fracaso de muchos españoles de nacimiento; entiendo que  la gente manifieste su disconformidad con el personaje público y sus actuaciones, pero lo que no entenderé nunca es que escondidos tras un seudónimo o personalidad supuesta se haga escarnio de quién no ha hecho más que aprovechar de la mejor manera  las oportunidades que la vida le dio, como tantos otros muchos residentes en España o españoles residentes en el extranjero. He coincidido con Héctor en algunas tertulias televisivas y reconozco que mi opinión sobre él  ha ido evolucionando positivamente a medida que lo he ido conociendo y tratando.

Reparamos en los apoyos institucionales recibidos por el Concejal, IU Castilla La Mancha o Ganemos Albacete y echamos otros de menos. Puede verse también que muchos de los que  le apoyan en la red caen en los mismos pecados de quienes le insultaron. Véase si no algunos de los comentarios publicados al respecto en “Periódico CLM” del grupo “Público” del 15 de mayo:

CONTRAtooo: adelante camarada…hasta la victoria siempre contra esta gentuza cristomonarca que masacró Hispano América…cobardes españolistas de M…

MANNIX: Estos son la sucursal española del Ku Klus Klan, solo les faltan las túnicas y las caperuzas, después un árbol y la soga, “valientes mamarrachos”

KARLOS: “Grandes demócratas” del extremo-centro-fascio en las tierras que recorrieron Don Quijote y Sancho, parece que siguen estando en el Medievo(parece no, están).

Miguel001: Tolerancia cero con el nazismo, por tanto, el racismo, el odio y la xenofobia.

Martín Roldán: Veremos si los guardias de la policía y fiscales son tan eficaces cuando se trata de injurias de rojos a derechones.

Elric of Meiniboné: Al tal @biorural no le pasará nada, no se mete ni con Franco, ni la guardia civil ni los toros.

Kikirra Bidasoa: Aunque desde el anonimato, se nota que es un Guardia civil.

Rubio: Sabemos del signo político de los que insultan, los del brazo en alto, algunos de ellos en el PP.

Anarkía: Seguro que no pondrán el mismo entusiasmo para detenerlos que pusieron con Zapata u otros.

Serpa: ¿traidor? … se ve que el insultador es un PPardillo.

Astaroth Prometeus: Un fascista diciendo que su familia pasa hambre. Valiente hijo de la gran puta.

 

“La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento” (Zapatero dixit). Al odio le ocurre lo mismo. Ciertamente los vientos de odio se siembran y en ello Zapatero tuvo mucho que ver,  porque nunca el odio había alcanzado cotas tan elevadas hasta el punto de hacer que los españoles pensemos más en el pasado que en el futuro y queramos hacer de causas  trasnochadas el objetivo primordial de nuestra lucha diaria. El odio no es de nadie, es de quién lo siente y lo pone en práctica, no es de derechas ni de izquierdas, no es de ricos ni de pobres, no es de inteligentes ni de estúpidos, es de todos y de ninguno.

Siento pena por esta sociedad que hemos creado o estamos ayudando a crear. El caso del Concejal Héctor García nos lleva a contemplar los dos extremos donde el odio se mueve y se refugia y desde aquí mi profunda condena para ambos. El mundo va más deprisa que lo que alcanza nuestra vista y hay ciertos límites que no deben sobrepasarse, pero para eso hemos de ser clarividentes, eficaces y justos. Clarividentes para adivinar lo que viene y adelantarnos a regularlo, digerirlo o combatirlo. Eficaces para acometer con presteza las soluciones a los nuevos problemas de convivencia que la sociedad nos reclama. Justos porque seguimos viendo la paja en ojo ajeno y no la viga en el nuestro, porque medimos con varas distintas según nuestras conveniencias, porque hemos dejado de ser objetivos.

No ofende quién quiere sino quién puede, dice el refrán. No ofende el cobarde que se esconde en el anonimato, no ofende  el que aún dando la cara demuestra en cada instante su miseria intelectual. No ofenden aunque insulten, porque el insulto puede venir de cualquiera, la ofensa en cambio solo de quien ha alcanzado esa categoría.

www.pacodelhoyo.blogspot.com

“Escoria”, “negro traidor”

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>