Fiebre del domingo noche

Noche de sobresaltos la del domingo. Para no olvidar. El Real Madrid gana la liga in extremis, el Albacete empata en su casa con el Lorca y pone en peligro el ascenso a segunda división y el PSOE pierde el centro  y recibe  de nuevo a un Atila reforzado que por donde pise no crecerá la hierba. 1-X-2, esa es la quiniela de este domingo, precedido  por una “mini manifa” podemita  de risa, para aclamar al dios menor Pablo Iglesias en la Puerta del Sol y digo de risa porque al domingo siguió otra concentración de madridistas que fueron a ovacionar a su equipo y estos sí que llenaron la Puerta del Sol, hasta los trenques. Cosas de la vida, como espectáculo llama  más el futbol madridista que el circo podemita, a pesar  de los pablistas domadores y los errejonistas domados.

 

Lo de la liga futbolística de primera división es curioso, hay una liga de primera especial, con el Real Madrid y el Barcelona CF y otra de primera normal con todos los demás. Al menos este año nos han mantenido en vilo hasta última hora, qué menos que mantenernos atentos a la caja tonta hasta el final. Lo del Albacete Balompié  es también para situarnos al borde de un ataque de nervios, porque no es de recibo que después de la apoteósica recepción que los aficionados hicieron al equipo en la Avda. de España, luego llegasen al estadio y se dejaran empatar cuando deberían haber ganado por goleada o al menos no haber encajado ningún gol. Bueno, allá ellos, al fin y al cabo son ellos los que  tiene que ascender o sobrevivir, los aficionados aunque lo sufran hicieron lo que debían y ya tiene la carrera hecha.

 

Pero bueno, todo esto es anecdótico comparado con la noche que nos dio Pedro Sánchez, con una victoria, si no contra pronóstico sí previsiblemente más nivelada. Retiro la calificación de Pedro el breve que vine haciendo desde hace tiempo y espero, por el bien de España, que su carrera no vaya más allá de las futuras elecciones.

 

La constancia tiene un premio y él ha sabido ser perseverante y ha elegido un mensaje, a años luz de un programa político, pero que llegaba al corazón de las bases que nunca han pintado nada salvo para pegar carteles y llenar mítines.  Su oponente se ha confiado en el apoyo del aparato y de los figuras del Partido, sin caer en la cuenta de que “los figuras” pintan menos que chafachorras en Madrid. Se ha dejado llevar por los cantos de sirena de sus aduladores sin percatarse de que desde el primer día su antaño ahijado Pedro le estaba comiendo el terreno.

 

Bueno  pues a partir de ahora a esperar acontecimientos. Pablo Iglesias ya le ha enviado su regalo envenenado de la moción de censura y no va a ser el único. Los que apoyaron a Susana o han desaparecido o están estudiando la forma de postrarse ante el nuevo dueño, hacer acto de contrición y pedir clemencia. Guillermo Fernández Vara, se ofrece y pide “generosidad para saber ganar por parte de unos, y humildad para saber perder en otros”. El valenciano Ximo Puig,  habla de “trabajar desde la lealtad” con Sánchez, pero con una lealtad  de  “ida y vuelta”, aún a sabiendas de que su cabeza será de las primeras en rodar. Susana Díaz, dice que “hay que apoyar a Pedro Sánchez, estar a su lado y arrimar el hombro” pero prepara de corre prisa su congreso antes de que los sanchistas se organicen.

 

El  que no se ha pronunciado y se sospecha que debe estar escondido en  la cueva de Montesinos es Emiliano García-Page, que en un momento de delirio dijo que si ganaba Sánchez presentaba la dimisión –no nos caerá esa breva- y que ahora parece que donde dije digo, digo diego. Ay, Emiliano, tu sombra podemita, crecida tras su éxito asambleario, ya ha pedido hablar con Pedro Sánchez para ver entre los dos qué hacen contigo.

 

Para comenzar, llevarán a los niños de algún colegio toledano al patio de Fuensalida  para cantarte aquello de :

El patio del PSOE / es particular / cuando llueve se moja / quién apuesta mal.

Agáchate / Page vuelve a agachar / que el demonio de Sánchez  te va a perdonar.

Hache, i, jota, ka / ele, elle, eme, a / que si Pedro no te quiere / otro amante te querrá.

Hache, i, jota, ka, / ele, elle, eme, o / que si Pedro no me quiere / tengo a Bono que es mejor.

Chocolate, molinillo, / corre Page, que te pillo / a ensanchar, a ensanchar / que el demonio va a pasar

 

Y después y una vez humillado te dirá que reniegues de la “sultana” y le rindas pleitesía y así volverás a ser el candidato en el congreso regional a no ser que una diputada por Guadalajara, que parece que manda mucho entre los diputados sanchistas del Congreso, te amargue las expectativas. Y hasta es posible que entre Sánchez y García Molina acuerden aprobarte los presupuestos y calmar las protestas callejeras que ya anuncian varios colectivos de los que echaron a Cospedal.

 

¿Y en Albacete?, Ay Albacete, González Ramos –cabeza a punto de ser defenestrada por el politburó-  se la ha jugado y ha ganado, no tenía otra alternativa.  En sus primeras palabras nos anuncia que “el 21 de Mayo va a suponer un antes y un después en la historia del PSOE”. Desde luego que sí. El nuevo PSOE de Sánchez huye del PSOE de Suresnes y de la socialdemocracia. Sánchez se instala en el populismo y se convierte en el caudillo de un partido asambleario, donde toda estructura de poder queda desautorizada salvo su figura, aupada por unas bases radicalizadas que ponen una vela a Sánchez y otra a Iglesias.

 

El PSOE de Sánchez –cuando las barbas de tu vecino…- lleva el mismo derrotero de su homólogo francés Hamon, 59% frente al 41% de Valls y tan solo un 6% de votos en las presidenciales. Pedro Sánchez es posible que no llegue a más pero lo que es casi seguro es que su PSOE va a llegar a menos. Pablo Iglesias se afila las uñas, “ya casi lo tengo” estará pensando y no sin razón; “si vienes a hacer lo que yo hayo, Pedro, yo lo hago mejor que tú y la gente lo sabe”, se dirá; así que a esperar, que lo que queda de legislatura va a ser movidico.

 

Si los presupuestos salen y se salva el 2018, en 2019 habrá elecciones y podría darse la circunstancia de que en 1879 un Pablo Iglesias fundó el PSOE y ciento cuarenta años después otro Pablo Iglesias –liberado ya del Manuel de pila- acabe con él. Ellos verán.

Categoria La Opinión

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>