En estos días hemos asistido de nuevo a varios hechos que nos informan de lo que sucederá en próximos días y años, inauditos, hace sólo unas décadas, pero al tiempo, insuficientes, si utilizamos la perspectiva histórica. La ETA pide perdón a algunas víctimas tras casi 900 muertos y 60 años de historia, pero aún unos días antes de su anunciada disolución definitiva diferencian entre víctimas ajenas y propias al conflicto, simplemente desgarrador. Acepto sin embargo el deseo de que nada de esto debiera haber ocurrido nunca. La opción unilateral de fuerza para defender las ideas no es el camino, ni aún la muerte sin piedad de niños, mujeres y hombres en el País Vasco y en el resto de España. El Estado ha de ser contundente en el fin definitivo de esta organización y en las negociaciones que emanen de la misma.

Por otra parte, el clamor social en estos días contra una sentencia judicial deriva mi atención hacia el respeto hacia las mujeres una vez más. Respeto hacia la sentencia y legislación parecen estar condicionadas por el claro sentir de la mayoría social. Los jueces y el CGPJ han de revisar la legislación, y prestar mayor atención a determinados sujetos que a título personal ofenden a toda la sociedad, al igual que hace unas semanas apostaba por la revisión de la prisión permanente revisable, pienso claramente que no es no, y que si alguien lee la sentencia pública si le queda alguna duda, no podrá percibir otra cosa en los hechos probados que un acto de violación conjunta a una chica por una ‘manada’ de descerebrados.

Para terminar, tres casos que traigo a la palestra, el fin tardío de Cifuentes que ahoga al partido Popular por una reacción tardía y dispara a Ciudadanos en las encuestas en la Comunidad de Madrid como en las del resto de España, no por sus méritos sino por los continuos batacazos de la directiva del partido de Rajoy. Por otra parte, el inesperado desarme nuclear de Corea del Norte y sus negociaciones ante Trump, que han normalizado la zona asiática aún por el momento, aunque hay que avanzar con mucho tacto en los próximos meses. Finalmente, los presupuestos Generales que parecen definitivamente apoyados por el PNV, no solo a cambio de la subida de pensiones sino del desarrollo competencial demandado desde Euskadi y el blindaje del cupo vasco. Un partido herido y sin mayoría puede de nuevo ser el caldo de cultivo para futuros enfrentamientos territoriales y diferenciales.

Entretanto, la hormiga ha estado buscando los orígenes del hidalgo por Castilla-La Mancha.

 

Blog: El secreto del Hormiguero

 

La sociedad cambia, y los ciudadanos con ella

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>