El pasado fin de semana se ha celebrado el XI  Congreso Regional del PSOE en el que García-Page ha impuesto la lista de los cincuenta y un miembros de la Ejecutiva regional.

Anoche, en la tertulia“ Calle Ancha” de Visión 6 se debatió sobre este asunto y no viene mal ampliar en el papel lo que la escasa duración de la misma no permitió hacer de palabra. El Congreso regional del PSOE, que sucede al nacional y precede a los provinciales y locales, ha dado por buena con una gran mayoría la lista presentada por Page para su nueva Ejecutiva.

Pero no todos son alegrías después de los aplausos. Después queda un poso de insatisfacción que solo la disciplina hace acallar pero que corroe los cimientos de la formación. Page ha optado por prescindir de todo lo que su opositor en primarias, José Luis Blanco y su equipo hubieran podido aportar como una entrada de aire fresco en ese contaminado ambiente que se respira en el socialismo manchego. En la política española, comentaba un compañero de tertulia fuera de micrófono, el que pierde es barrido sin misericordia; perder es desaparecer. Lamentablemente es así y con ello se perpetúan los aparatos y dificultan la renovación generacional y la misma regeneración de las formaciones políticas,  donde el poder y la permanencia en el mismo invitan a sentir como propio lo que es de todos y a utilizarlo consecuentemente a su servicio. Page ha despreciado un 30% de aire fresco y acabará ahogándose en ese bosque de árboles casi secos que apenas producen oxígeno, el viejo aparato.

Otro detalle de fingida modernidad pero de manifiesta injusticia es la cacareada paridad, la moda del “fifty fifty”,  cuya resultante aquí es de un veinticinco veinticinco. Ciertamente la diferencia entre el número de mujeres y de hombres en la población española es mínima, 51% de mujeres, 49% de hombres, pero ¿alguien en el PSOE manchego ha pensado en que llevar esto a la práctica es un absurdo y sacrifica la capacidad de muchas personas, hombres o mujeres, en aras al absurdo equilibrio impuesto por las corrientes feministas, que infravaloran las posibilidades femeninas y las limitan a un 50%? ¿Por qué no puede haber treinta hombres y veinte mujeres o viceversa?, ¿acaso no van a estar mejor representados por cincuenta personas inteligentes, del sexo que sean, que por una parte de inútiles de cupo?. En el PSOE quieren ser modernos abrazando todas las corrientes de moda sin darse cuenta que con ello sacrifican a mucha gente válida que no cabe en el encaje.

El título del artículo es una afirmación de lo que pienso respecto a Page y a esta tierra. Page es toledano y ya sabemos que los toledanos se creen que han sido paridos por mejor sitio y el ombligo del mundo está en Zocodover. Es notorio el desprecio que los toledanos sienten hacia la periferia y en el caso de Page por aquellos lugares en los que su candidatura ha salido rechazada.

En el Gobierno de Page no hay nadie que proceda del socialismo albaceteño, lo cual ya supone una afrenta para Albacete,  que de las dos Vicepresidencias y ocho Consejerías no haya recaído ninguna en un albaceteño. Es curioso también que en la nueva Ejecutiva la presencia de Albacete haya quedado reducida a las tres Secretarías de menos importancia entre las doce de primer rango y cinco Secretarías de segundo rango igualmente insignificantes por su función, cometidos y presupuesto.

Page me recuerda a un gobernador civil de Cuenca que luego fue ministro, López y López, “Don Promesas” y me recuerda también un refrán muy castellano que dice que no es lo mismo prometer que  dar trigo. Viene a Albacete y se deshace en promesas, de hecho, el hospital paso de “nuevo” a “modernizado” pero para el año próximo apenas hay presupuesto para acometer la modernización y en este año el capital invertido ha sido dando prioridad a los accesos y no a las cochambrosas y tercermundistas habitaciones de tres enfermos, llenas de visitantes descontrolados con riesgo de traer o llevarse más malo que bueno.

Comentaba también otro de los  tertulianos que el mayor problema de Page radica en sus consejeros, que le están desfigurando la realidad, centrados únicamente en la supervivencia del jefe que les asegure la suya propia. Page igual que Cospedal ha estado muy mal aconsejados. A Cospedal los validos provinciales, aquí Antonio Serrano y Cía. Le hacían ver una realidad distinta a la que era y aún a la vista de que la Administración manchega fue creada a imagen y semejanza del dictado del dios Bono, no le trasmitieron la realidad de que tanto en la enseñanza como en la sanidad no hacían sino poner palos en las ruedas. ¿Page está mal aconsejado?, puede ser y en ese caso se juntaría el rio con la rambla, porque no sé que será peor si el mal consejo o la necesidad imperiosa de contar con el mismo.

Sea como fuere, Page no derramaría una lágrima por Albacete siquiera para llenar  los pozos de sequía que quita a los manchegos para vender a los murcianos. Page es un mentiroso que necesita repetir sus mentiras para que un sector de la gente se las crea. Engañó a su electorado al no decirles que metería en su gobierno a la célula venenosa de Podemos, que intenta destruirle a él, al Estado nacido en 1978 y a la España unida que todavía  tenemos. Nos engañó a los albaceteños con el hospital y con el agua. A Page solo le interesa el sillón de Fuensalida porque fuera de él no hay vida en la que afianzar su futuro; es un “chupóptero” del presupuesto y no reparará en prescindir y abjurar de todo lo suyo para mantener “lo suyo”.

www.pacodelhoyo.blogspot.com

Page no quiere a Albacete

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>