524 años hace que  Colón desembarcó en la isla de Guananí en las Bahamas. Él no tuvo consciencia de haber descubierto un nuevo mundo; ahora hay mucho inconsciente que reniega de aquel acontecimiento y de sus consecuencias.

El día 12 de Octubre se empezó a celebrar como Fiesta de la Raza a propuesta del español Faustino Rodríguez Sampedro. En 1918 por R.D. de Antonio Maura y Alfonso XIII se instituyó como tal. En 1931 el cura español Zacarías de Vizcarra propuso a Ramiro de Maeztu y este lo publicó posteriormente,  la idea de cambiar el título por el de Fiesta de la Hispanidad. El Gobierno republicano lo celebró en toda España en 1935 y 1936. El concepto de Hispanidad entra a formar parte de la ideología falangista y el nuevo régimen la recoge y celebra a partir de 1939 la Fiesta de la Hispanidad, que queda regulada como tal en 1958. Ya en la transición, en 1981, se denominó Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad y a partir de 1987 se suprimió la referencia a la hispanidad y quedó como Fiesta Nacional de España, no sin la protesta del rojerío más espectral que pretendía trasladarlo al 6 de Diciembre como día en que se promulgó la novena Constitución Española.

En los países del nuevo continente el 12 de Octubre se conmemora y celebra el descubrimiento y la nueva cultura y su mezcla con la indígena, salvo en los cuatro países con gobiernos revolucionarios, Bolivia (Día de la Descolonización),  Nicaragua y Venezuela  ( Día de la Resistencia Indígena) y Cuba el día 10 , día en que comenzó en 1868 la guerra de independencia de España. En Estados Unidos, la cada vez mayor y poderosa comunidad hispana celebra el “Columbus Day”o Día de Colón.

En la España actual, hecha girones por donde se la mire, cada vez se asocia más este día a la derecha franquista y sus supuestos herederos. La izquierda en general o reniega totalmente de España y sus símbolos o procura recurrir lo menos posible a ambos. Solo “la roja” es capaz de sacar a la calle la bandera española sin prejuicios. El gran pecado de la segunda República, a diferencia de la primera, fue el de inventarse una nueva bandera que, al ser asumida como propia por toda la izquierda, sirve después de ocho décadas para diferenciar a las dos Españas que advirtiera Antonio Machado.

Como de costumbre, los presidentes nacionalistas del País Vasco y los presidentes catalanes no acuden a la celebración, olvidando intencionadamente que son los representantes de ambas Comunidades en el Estado y que como tales representan  al total de los ciudadanos y no solo a su facción.

Diferente es el caso de la nueva izquierda podemita cuya meta final es la voladura del Estado actual y su sustitución por una república populista/estalinista/bolivariana, lo cual justifica su ausencia en esta conmemoración, llegando como en el caso del Ayuntamiento de Madrid no solo a la ausencia de la alcaldesa florero sino a sustituir la bandera nacional por un trapo que conmemora la lucha de los pueblos indígenas por su libertad. Podemos es la mayor concentración conocida  de “T con T”, o lo que es lo mismo tontos con título. La mejor muestra de la indigencia intelectual que producen nuestras universidades.

Más de dos siglos pasan  ya de la descolonización española en América. A diferencia de los  colonizadores ingleses/franceses/irlandeses que prácticamente exterminaron a los indígenas y redujeron  a los supervivientes a vivir en reservas, los españoles mezclaron su sangre con la indígena y como cualquier pueblo colonizador en la historia, impusieron sus dioses y su cultura pero sin llegar al exterminio sistemático de los indígenas como se hiciera en Estados Unidos o Canadá. En las antiguas colonias españolas conviven blancos, negros, indígenas, mulatos, mestizos, criollos etc. etc. y las gobiernan blancos, negros, indígenas y mestizos, luego no es asunto que deba hacernos  sentir bochorno alguno por lo que nuestros antepasados hicieron allí, que es lo mismo que los romanos, godos y árabes hicieron aquí y los independentistas catalanes y vascos están haciendo a diario con los que no forman parte de su fobia separatista.

Pero bueno y con ello termino, nadie va a echar en falta a la alcaldesa florero ni a coleta morada; su fiesta se celebra en las alcantarillas, en las cloacas. Su propia miseria intelectual les hace huir de quienes buscan una forma pacífica de convivencia y celebran pertenecer a un Estado que se siente orgulloso de haber extendido su lengua y su cultura a medio mundo. Para abrir el Ayuntamiento de Badalona están los jueces y para desenmascarar a los “T con T” están las urnas. Los verdaderos españoles no sentimos vergüenza alguna en aclamar hoy a nuestro Rey, nuestra Bandera y nuestras Fuerzas Armadas. Las alcaldesas serpiente y los coletas grasientas pueden irse con esa que se autodefine como “puta mal follada” a olerse el sobaco y comprobar que todos despiden el mismo hedor.

www.pacodelhoyo.blogspot.com

 

 

Raza, Hispanidad, Fiesta Nacional

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>