Eso es lo que dice la canción, “un ratón chiquitín, que come chocolate y turrón y bolitas de anís”, pero no, Susanita no tiene uno sino dos ratones, uno en el PSOE y otro en el Gobierno Andalusí, tan escurridizos como Pixie y Dixie , aunque llegados a este momento ambos están a punto de caer en las garras  de los felinos. Pixie seguramente será aperitivo de la conjunción astral de gatos fascistas a poco que éstos acuerden el reparto. El otro irá posiblemente a parar a las garras del inútil gato Jinks que merodea por los jardines monclovitas y que, al final de una larguísima persecución lo tiene acorralado, aunque el esquivo Dixie podría una vez más refugiarse en su agujero antes de recibir el zarpazo.

“Hello Moncloa, we have a problem in Andalusia”, dicen desde Ferraz. Y tan problema, no solo Susana que se va a ver desalojada de San Telmo en cuanto el trío del cambio se ponga de acuerdo, sino del Doctor en ciencias confusas que puede verse más pronto que tarde expulsado del paraíso terrenal de Moncloa y del celestial del Falcon. La cara descompuesta de Susana en la noche del desastre y su primer mensaje presagiaba lo que venía después, primero echar la culpa a la extrema derecha –inconstitucional para todos ellos- para después culpar a Sánchez de ser el responsable por su política errática de compadreo con el independentismo –que entre otras cosa desprecia a los andaluces-. De la tranquilidad al sobresalto en cuestión de horas veinticuatro. Confiada en la exquisitez de los platos cocinados por Tezanos, para cuya cocina propongo se le conceda al menos una estrella Michelín;  su mayor preocupación era que a la hora de pactar el gobierno de la izquierda su enemiga Teresa Rodríguez le saliera respondona y pidiera su cabeza. ¿Cómo iba a pensar en su sano juicio que cuatro fachas envueltos en la bandera de España fueran a entrar como elefante en cacharrería poniendo patas arriba todo el régimen clientelar que desde el corazón de San Telmo extiende sus capilares hasta los lugares más recónditos de la Alpujarra granadina?  Paro las armas las carga el diablo y Susanita ha utilizado el arma del miedo, del terror de la derechona, del doberman y de tanto comparar a VOX con el mismo demonio, éste se ha sentido complacido y  satisfecho y se ha puesto de parte de su semejante.  En más de una ocasión he opinado sobre la necesidad de un partido a la derecha del PP, siquiera por hacer reaccionar a un mastodonte  acomplejado y dormido, que amaga ante los envites soberanistas y esconde su ideario fundacional. La candidez con que Rajoy aplicó el 155, convocando elecciones en pleno rio revuelto y sin el control de TV3 hizo que muchos de sus votantes volvieran la vista a VOX. Ya con Sánchez en la Moncloa, VOX recoge cada día el maná que le sirven desde la izquierda y sobre todo desde el Gobierno. Entre todos se han empeñado en engordar a la criatura y ya están a la vista los primeros resultados, del 2 de Tezanos al 12 de Andalucía. VOX es la derecha sin complejo, la que defiende España frente a la chusma independentista y antisistema. La virtud de VOX es defender lo que muchos de los españoles sienten y que nadie se atrevía a darles voz. España por delante de todo sin temor a ser señalado o estigmatizado . Cuando en España alguien llama a l pan pan y al vino vino nos rasgamos las vestiduras y sobre todo cuando se dice desde la derecha, que de inmediato es calificada de fascista –es curiosa la obcecación de la izquierda con el término fascista, me gustaba más lo de facha, lo otro no viene a cuento en los tiempos que corren-. Somos muchos los españoles que estamos hasta las narices del órdago catalán y de la sangría de dinero que acarrea; muchos los que estamos hartos del despilfarro de las CCAA; muchos los que no entendemos el progresivo adelgazamiento del Estado y creemos que las competencias de Educación, Sanidad, Justicia e Interior deben volver a manos del mismo; muchos los que no entendemos la política de inmigración y creemos que hay que ser selectivos a la hora de admitir solo o en gran parte a los que sean más capaces de adaptarse a nuestra cultura y costumbres.  Ayer, la rueda de prensa del Secretario de Organización del PSOE y Ministro de Fomento José Luis Ábalos –retransmitida íntegramente por la TV de R.Mª Mateo- se dedicó casi en su totalidad a demonizar a la “extrema derecha inconstitucional” que según ellos representa VOX. En el mismo sentido se había manifestado Susanita en su  desconsolada comparecencia del domingo y por el mismo camino van los cachorros de Podemos, espoleados por sus líderes; “Hay que salir a la calle a machacar con nuestras ideas. El pueblo está equivocado. No acataremos sus leyes, solo las de la hoz y el martillo. Podemos Andalucía”.

Sánchez,  Susana e Iglesias  han sido el Red Bull de VOX .   Franco, Cataluña, el Rey, la Justicia y cada vez que abren la boca nace un “fascista” como así lo entiende el médico y escritor malagueño Juan Manuel Jiménez en su magistral carta a Pablo Iglesias. La diferencia entre Podemos y VOX es sustancialmente que Podemos nació por un cabreo popular motivado por la crisis económica ya casi desaparecida, mientras que VOX nace para combatir la crisis política, moral y social que mina los cimientos del Estado español. Podemos va en declive porque su razón de ser desapareció y lo que queda es el lamentable espectáculo de unos “proletarios de lujo”, hinchados de dinero por Maduro y los Ayatolás y  convertidos en la casta más elitista contra la que decían luchar. VOX viene para quedarse porque los males que combate están muy extendidos por el tejido social español y no son cosa de un día, sabiendo además que ni el timorato Ribera –que va de adulto sin siquiera haber tomado la primera comunión- ni la todavía acomplejada derecha del PP van a buscar soluciones a los graves problemas de que España adolece.

Susanita, es posible que el forzado sacrificio de tus dos ratoncillos –San Telmo y Hospital de la Sangre-  vaya a servir para iniciar una etapa de regeneración, que España necesita con urgencia, para no volver a las hostias que nos dimos hace ocho décadas y que la extrema izquierda parece ser  que anhela.

www.pacodelhoyo.blogspot.com

 

Susanita tiene un ratón

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>