El pleno ordinario del presente mes han resultado, como viene siendo habitual en la últimas semanas, bastante movido, el mismo comenzó algo más de una hora después de lo previsto, y al poco de iniciarse tuvo que ser aplazado momentaneamente ya que un grupo de trabajadores municipales, al grito de “aquí mando yo” y con fotografías del concejal López Garrido, interrumpió el mismo. Una vez abandonaron el salón de plenos, este continuó con el debate y aprobación de los 16 puntos previstos en el orden del día

Pleno municipal del mes de junio