Administración que en ocasiones falla

Nos hacemos eco de una denuncia peculiar. La grúa municipal se llevó el coche de su padre, de 82 años, cuando estaba estacionado y correctamente identificado con la tarjeta de movilidad reducida, en una plaza reservada para este colectivo. Les hablamos de la injusticia administrativa con la que se han topado Joaquín y Enrique, que son los hijos del afectado. Ni la Policía, ni la Concejalía de Movilidad les da una solución para poder demostrar este error. Y lo que es peor, se les requiere el pago de una multa de más de 350 euros por una infracción que su padre, insisten, NO ha cometido.

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>