También lo podía haber llamado “autodiagnostíquese” o “no soy tanraro.com”, ante muchas de las situaciones emocionales que nos encontramos, sobre todo las del amor y sus variantes. He buceado sobre esos sentimientos que nos parecen extraños y que son tan comunes, al igual que con las parafilias, que son comportamientos sexuales atípicos o que así se consideran en una época y lugar determinado, pero  que son muy comunes. A muchos les quitará la angustia de  ser un bicho raro. A veces, en caso extremo, sí se cae en trastornos angustiosos e incapacitantes y es conveniente hacérselo mirar por profesionales. Los peores se empiezan a experimentar en la adolescencia. Hay algunas variantes de  los que voy a definir. He seleccionado: 

-Abasiofilia.- Es una parafilia donde la persona siente deseo o atracción sexual por las personas con discapacidad, en especial las amputadas o en sillas de ruedas.

-Acomoclitismo.- Excitación sexual por los genitales lampiños o depilados

-Acrofilia.-  Es el placer por una pareja alta o el placer que se siente al tener relaciones sexuales a mucha altura. Es una perversión de alto riesgo, parafilia típica. Entra de lleno en querer tener sexo en un avión  o high smile. También en grandes monumentos, puentes o teleféricos, aumentan su adrenalina. También al tirarse en paracaídas. Es lo opuesto a la acrofobia.

-Acrotomofilia.- Persona que se siente atraída sexualmente por otra con algún defecto físico o enfermedad. Suelen tener algún sentimiento de inferioridad y estas personas le dan una falsa seguridad, pues las ven en peores condiciones. A veces son tiranos pues piensan que les están haciendo un gran favor. Otras veces, después de tener una discusión fingen enfermedad que despierten sentimiento de protección en la pareja. Suelen haber visto en su infancia como sus padres solo dedicaban su amor a enfermos.  

-Actirastia.- Excitación sexual a la exposición a los rayos del sol. Puede ser la razón de ver tantos “cangrejos” en piscinas y playas. Ahora la moda es la exposición del ano al sol.

-Acucullofilia.- Atracción por los penes circuncidados.

-Agalmatofilia, galateísmo, monumentofilia o pigmalionismo.- Es el estímulo erótico por  monumentos, estatuas o maniquíes.

-Agonophilia.- Práctica sexual intensa después de una discusión de pareja. Mantienen este tipo de relación con consentimiento mutuo, sin denuncias. A veces a alguno se le va la mano y termina fatal, razón por la que no figuran denuncias previas por este tipo de maltrato.

-Agorafilia.- Excitación sexual por realizar actividad en espacios abiertos por exhibicionismo.

-Agrexofilia- Atracción por realizar el acto sexual siendo oídas por otras personas.

-Albutofilia.- Es la parafilia en la que la excitación se produce al pensar o estar en baños o duchas calientes, en general por el contacto con el agua. Variante es la alirofilia, la excitación al ingerir saliva o sudor de la pareja.

-Algolagnia.- Placer sexual al infligir dolor a otras personas.  

– Alopelia.- Excitación sexual viendo a otras personas practicando sexo. Razón de ser de las cabinas de video-sex.

– Alorgasmia.- Fenómeno por el que se fantasea con otra u otras personas cuando se está haciendo el amor. No es una patología, no se alarme el personal, lo que pasa es que no le poníamos nombre a este protagonismo de la imaginación, muy frecuente. A  veces se alcanza el orgasmo con esta práctica. No se traduzca como infidelidad o falta de amor hacia la pareja. Ahora, cuando ya es una conducta recurrente, hay que mirárselo, pues puede crear cierta distancia con la pareja.    

– Alotriorastia.- Fuerte atracción por otras razas, E.T. inclusive.

-Alveofilia.- La excitación erótica y el orgasmo se realizan al tener actividad sexual en la bañera o similar. 

-Amaurofilia.- Es la preferencia por el sexo con personas invidentes o con los ojos vendados. También en completa oscuridad.

-Ambigufobia.- Sensación de incomodidad que se produce al  dejar cosas abiertas a la interpretación: “Alguien quiere a alguien”, “no he querido decir eso”, “no me has entendido”…

-Amokoscisia.- Quienes la tienen solo se motivan sexualmente cuando castigan a su pareja. ¿500 o más Sombras de Grey?

-Anastimafilia.- Esta parafilia explica el comportamiento sexual por personas con obesidad. Relacionada con la acrofilia.

-Androginofilia.- Atracción por las personas andróginas que poseen simultáneamente rasgos masculinos y femeninos.

-Androidismo.- Es la excitación sexual con muñecos o robots de aspecto humano. 

-Andromanía.- Hipersexualidad masculina o deseo desaforado por la práctica del sexo. Versión masculina de la ninfomanía.

-Anisonogamia.- Atracción por una pareja sexual mucho más mayor o más joven.

-Anofilemia.- Atracción por el sexo oral sobre el ano o perineo.

– Anorgasmia.- Incapacidad de una mujer para llegar al orgasmo. Lo suelen justificar como “me duele la cabeza”, “nos oyen los niños”, “hoy he tenido un día muy agitado”, “tengo la regla”, etc. 

– Anosognosia.- Los enfermos no tienen percepción de su enfermedad y son incapaces de ver sus déficits funcionales neurológicos. Es decir, es una enfermedad sobre una enfermedad. Típico en enfermos con Alzheimer, tumores cerebrales u otros de origen neurológico.

-Antolagnia.- Excitación por oler flores.

Parafilias y sentimientos extraños (I)

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>