Hola Paquito, bienvenido a este mundo. Tienes ya  cinco días y solo haces mamar, dormir y no quejarte salvo cuando el estómago te aprieta, comienzas con buen pie.

Has venido a nacer en una de las diecisiete Españas que ahora existen y además de las más pobres,  pero eso no va a ser un hándicap en tu vida, seguro. Vas a disfrutar de una infancia a caballo entre la llanura manchega y las cumbres serranas, vas a respirar aire puro, te quemarás al sol del verano o tiritarás de frío en  invierno y eso te hará fuerte; apreciarás la variedad de colores de tu tierra manchega y las aromas de tus montes serranos y eso te hará sensible;   correrás detrás de los gatos y de las gallinas, jugarás con los perros y te darán envidia los pájaros, te sentirás integrado en la naturaleza y poco a poco  irás descubriendo que puedes entenderla y  dominarla y eso te hará inteligente. Tendrás a tu disposición medios con tecnologías tan avanzadas y progresivas que pondrán a prueba constantemente tu inteligencia y tu capacidad de adaptación, ello te hará intuitivo y perspicaz. Vas a vivir en el mundo que hemos creado para ti, con sus cosas buenas y malas, hasta que tú tengas capacidad de cambiarlo; eso sí, has venido a vivir en uno de los mejores escenarios de este mundo global que recreamos a diario con nuestros amores, nuestros odios, nuestras fobias y nuestros vicios.

Hoy con cinco días has hecho tu primer viaje a La Roda. En cuestión de media hora estabas dándote de alta de forma presencial en el Registro Civil. Yo hice el mismo viaje con cinco años camino de Sisante y tardé toda una noche, dos horas en el “Changay” hasta La Roda, otras dos de espera junto a la estufa de chispe en el bar de Cesar frente a la estación y después una hora larga en “La Catalana” hasta Sisante. En eso tu mundo no se parece nada al mío pero en cambio, son muchas las coincidencias que tienen ambos.

No has nacido en la España de Machado “entre la España que muere y otra España que bosteza”, pero has nacido en la España dividida y desmotivada que no se enorgullece de su historia y reniega de sí misma y de sus símbolos, de su cultura y de sus raíces. Has venido a nacer en una España donde se premia la banalidad y la mediocridad, donde un individualismo egoísta marca la relación social y laboral de mucha gente. Si acaso, es  la España que muere por edad , soledad y aburrimiento y si acaso también es la España de miles y miles de zánganos que bostezan en las diecinueve colmenas parlamentarias y las mil y una que siembran de indecencia la vida pública,  arrastrando a un deambular tedioso  a quienes no saben  o no pueden imponer otras alternativas.

Yo espero y confío en que nuestra generación y la de tus padres seamos capaces de dejarte una España que en nada se parezca a la que te describo, de forma que si alguna  vez lees este mensaje no pienses sino que se trata solamente de una historieta del abuelo Paco.                                                          www.pacodelhoyo.blogspot.com

Whatsapp a mi primer nieto

La Opinión | 0 Comments

captcha

Por favor introduce el CAPTCHA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>