Incumplimientos “aberrantes” en materia de dependencia

Además del desastre de Seseña, ahora la Plataforma por la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha solicita el cese o dimisión de la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez. El motivo, en tan solo 11 meses de legislatura, 2.626 dependientes han sido expulsados de recibir la prestación económica, y asegura la plataforma, a un ritmo muy superior que el que llevaba la propia Cospedal.